SAN VICENTE: LA MUJER SUPUESTAMENTE VIOLADA Y SECUESTRADA, RESULTÓ SER UNA ESTAFADORA

Comparte esta noticia en:

«Mentirosa y manipuladora.» Así la describieron las víctimas de esta mujer que en San Vicente se dio a conocer como Cármen Beatriz Matas de 58 años, la misma denunció haber sido secuestrada y violada en un albergue por varios días y justamente por la trascendencia mediática de este hecho es que se supo toda la verdad sobre ella, la misma se identificaba con varios nombres pero el real es Irma Isabel L. oriunda de Puerto Leoni, Misiones.

Todo comenzó a mediados de Diciembre. Ella estaba al cuidado de un hombre de 82 años quien denunció que en horas de la noche ésta mujer, lo había sedado poniendo «algo» en su bebida, tomó su tarjeta de débito y un papel donde tenía la clave del cajero y desapareció. El ansiano se despertó cerca de las 4 de la mañana por lo que dio aviso a la policía, al poco tiempo fue detenida y liberada.

A mediados de marzo continuó trabajando al cuidado de adultos mayores en Jardín América pero con otra identidad, se hacía llamar Isabel González. Bajo historias falsas logra ser alojada «por un tiempo» en una vivienda donde recidían 3 personas, una señora mayor, su hija (una mujer adulta) y su nieta adolescente en sillas de ruedas. Una tarde después de comer la mujer adulta se fue a trabajar, la mayor tenía dolor de cabeza y se fue a dormir siesta por lo que «Isabel» quedó a solas con la adolescente en silla de ruedas. En un momento dado le pide prestado el teléfono para hablar con un hermano, toma otro celular que era de la mujer mayor y lleva a la adolescente a una habitación, allí le dice «quiero la plata y me voy«, ella le dijo que no tenían dinero así que Isabel la golpea y bajó amenazas de matar a su abuela tomó una sábana y la ata a su silla de ruedas llevándola a otra habitación donde la dejó a oscuras. Isabel toma una maleta roja, los dos celulares, joyas, algo de dinero y una notebook marca Aser. Al regresar de su trabajo la mujer adulta se encuentra con su hija atada y a su madre drogada aún durmiendo por lo que radican la denuncia.

Al otro día termina en San Vicente, comienza el aislamiento obligatorio por la cuarentena por lo que no habían colectivos para «volver a su casa,» en ese momento, comienza la historia que ya conocemos. Según el relato de su denuncia, ella se hace llamar Cármen Matas, contacta a un remisero y este la lleva a un hospedaje sobre calle Balbín, paga la habitación en efectivo por 3 días y luego ofrece las joyas como parte de pago, como no consideraban que era suficiente le pidieron sexo a cambio del tiempo que estuviera allí. A los pocos días se escapa y denuncia lo ocurrido. Los involucrados niegan lo ocurrido y el principal acusado fue puesto en libertad luego de la correspondiente declaración indagatoria.

La historia no termina ahí ya que ella sufre varios picos de presión, dijo estar deprimida y con «intensiones de matarse» por lo que, de manera preventiva, fue internada en el Hospital de San Vicente. Allí conoce a una mujer de la localidad de Dos de Mayo quien le ofrece quedarse en su casa por unos días hasta que «todo esto se solucione». Durante esos días días su comportamiento era ejemplar, se levantaba temprano, ayudaba a limpiar y preparaba mate. A través de la Defensoría del Pueblo de San Vicente, y otras organizaciones provinciales esta mujer, que decía ser oriunda de Morón, Buenos Aires, fue llevada a un Hospedaje en la ciudad de Posadas. Para entonces su caso había llegado hasta los medios nacionales y su imagen se había difundido en algunas redes sociales, es así que un familiar de las víctimas de Jardín América oriundo de San Vicente, nota «similitudes físicas» en esta y alerta a las autoridades.

Mediante Biosistem la policía no tardó en saber su verdadera identidad y relacionarla con varios hechos a parte de los aquí nombrados, la mayoría por estafas, hurtos y robos de identidad. Una vez detenida le secuestraron la maleta roja, los celulares y la notebook robada en Jardín América, posteriormente fue llevada al Hospital Psiquíatrico Carrillo donde se le hizo un test y fue alojada en resguardo de la Unidad Regional I a disposición del Juzgado de Instrucción de la Ciudad de Posadas.

Fuente: Portal de noticias San Vicente Informa.

Comparte esta noticia en:

Comentários no Facebook