SAN PEDRO: UNA INCIPIENTE PRODUCCIÓN DE ARÁNDANOS SE OFRECE COMO ALTERNATIVAS EN LAS CHACRAS

Comparte esta noticia en:

Hace unos años los arándanos y los blackberries se prometían como una alternativa para las chacras, sobre todo en la zona sur de Misiones. Pero las frutas no lograron seducir del todo y un dólar planchado frustraba la posibilidad de exportar. Pero de la zona sur, la producción se mudó al Alto Uruguay. En San Pedro la producción crece y ya se calcula un rendimiento anual de 150 mil pesos por familia productora. Las frutas, nutritivas y capaces de tratar diversos males cardiovasculares, infecciones urinarias e incluso detener el cáncer en una fase inicial, son también utilizadas en postres y dulces de alta cocina. La conocida chef Gabriela Machel es una de las que promociona permanentemente el blueberry misionero.

La cosecha empezó hace unos días y genera un incipiente desarrollo económico en la colonia de San Pedro, sumada a la cuenca lechera y la producción yerbatera.
Waldemar Britez De Moraes, tesorero y encargado de comercialización de ventas , además de integrante del consejo de administración de la Cooperativa Agropecuaria para Pequeños Productores de San Jorge Limitada, indicó que “nuestra principal actividad es elaborar dulce de leche dónde venimos trabajando desde hace mucho tiempo, pero la idea de trabajar con el arándano surgió hace aproximadamente tres años”.
“Los productores de arándanos precisamente tenían un problema con la comercialización. No se conseguía mercado y desde la cooperativa se la decisión de ver la forma de elaborar mermelada y buscar la manera de vender la fruta fresca”, explicó.

Primero fueron once productores, pero ahora quedan cuatro, que se convirtieron en socios de la cooperativa y trabajan desde el inicio con el asesoramiento de ingenieros. La idea de exportar se frustró por los problemas de logística y la imposibilidad de comercializar la fruta fresca, por lo que ahora se volcaron a la elaboración de dulces y mermeladas.
Hay productores que tienen una hectárea, otros una hectárea y media y hasta dos hectáreas de cultivo. En total son siete hectáreas de arándanos cultivados en Colonia San Jorge y se sumó un productor de la colonia San Lorenzo que también está cultivando arándanos y vende a la cooperativa.

Parte del asesoramiento técnico y acompañamiento lo hace la secretaría de Agricultura Familiar de la Nación, a través de los técnicos German Martinez, Jorge Stelmaszuck y Adrián Fernández, quien es médico veterinario, fundamental para el control de la leche y demás durante el proceso de elaboración del dulce de leche y están trabajando directamente con el productor asistiendo también en la comercialización.
En la cosecha trabaja el productor con su familia, ya que no es una tarea forzosa.
La cooperativa cuenta con una sala de industria donde trabajan dos personas que son las encargadas de la elaboración de las mermeladas de arándanos, quiénes están previamente capacitados, con su respectivo carnet sanitario, y con todo el control bromatológico correspondiente. “Son dos puestos de trabajo que se está brindando desde la cooperativa, en un escenario nacional muy complicado en el que estamos viviendo actualmente”, destacó Britez De Moraes.
Las frutas frescas se están comercializando en Posadas, Eldorado y en San Pedro, además de que el productor vende puerta a puerta en la zona.
La cooperativa paga por kilo de arándano 105 pesos. Después hace el trabajo de embalaje, y fraccionamiento. Con la etiqueta marca de la cooperativa “Encuentro de Colonias” comercializa frutas frescas y la mermelada.

“Desde la cooperativa buscamos que el productor tenga un ingreso de dinero, insistimos que los jóvenes participen y trabajen en la cooperativa, para que puedan insertarse al mundo laboral y familiar, la idea es diversificar en las chacras, estamos trabajando con el dulce de leche, contamos con herramientas, con dos termos de inseminación, la sala está habilitada por el Ministerio de Salud, los dos productos también con registro, el dulce de leche y la mermelada de arándanos. La idea es seguir generando empleo, apostando a los jóvenes de nuestro pueblo, como miembro de la cooperativa apuesto mucho a los jóvenes en el futuro, siempre en consenso con los demás socios”, insistió Waldemar.

Este año se prevé un ingreso por familia de 150 mil pesos en bruto y el productor paga 25 pesos por kilo cosechado, más todos los gastos de producción.
Esta actividad es muy importante para el departamento de San Pedro, debería ampliarse y que más personas trabajen con ello, ya que justo en el receso de la yerba mate, los productores tienen un ingreso extra. El cultivo de arándano es lo que viene a cubrir en el receso de la yerba y el té, un ingreso para las familias productoras”, explicó Waldemar.
“La yerba mate cerró el 21 de septiembre como todos los años, y el té comienza los primeros días de noviembre, así que el arándano le bien muy bien al productor. El objetivo de la cooperativa para sumar a más productores es conseguir más plantines ya que es una planta muy delicada, y se conserva en laboratorio. También queremos socializar el producto, ya que además de no conocer a la fruta, por el alto costo las personas no la consumen”, sostuvo el cooperativista.
Según estimaciones, en Misiones hay potencial para plantar unas dos mil hectáreas con arándanos y otras bayas como grosellas, uva espina, frambuesas rojas y amarillas, moras y cerezas, pero hasta ahora las empresas que han venido a explotar esta producción, sobre todo en la zona sur, no lograron asentarse.

Comparte esta noticia en:

Comentários no Facebook