EL DESAFÍO DE INCORPORAR LAS TIC EN LA EDUCACIÓN DISRUPTIVA MISIONERA

Comparte esta noticia en:

Con el propósito de reforzar la cultura digital en la comunidad educativa y de promover la inclusión con igualdad de oportunidades y posibilidades, los equipos técnicos de la Dirección de Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) del Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología trabajan en el relevamiento y mantenimiento de los pisos tecnológicos instalados en todas las escuelas de la provincia.

La economía del conocimiento, la cultura maker y digital reclaman un trabajo permanente de mantenimiento y actualización de las instituciones educativas. Además de darle una respuesta a las escuelas en cuestiones técnicas de hardware y software, en la medida de las posibilidades, la dirección de TIC se enfoca en cuestiones tendientes a proveer una óptima conectividad para que estudiantes, equipo docente y no docente cuenten con permanente acceso a internet. También gestionan la distribución de dispositivos y la recuperación/reparación de equipo recibido durante años anteriores por distintos programas nacionales y provinciales.

La directora de TIC del Ministerio, Alejandra Pacheco, destaca que “fortalecer el uso de las nuevas tecnologías dentro del aula transforma muy positivamente tanto la enseñanza como el aprendizaje. Con las TIC se erosiona esta figura del estudiante pasivo que solo recibe conocimiento y fomenta la interacción, permitiendo una conducta activa en su proceso de formación, lo que termina potenciando su creatividad, su atención, su capacidad para procesar mucha información, entre otras”.

Respecto a la parte técnica y al mantenimiento de los pisos, cuando se habla de “piso tecnológico” se hace referencia a un sistema integrado esencial para poner en funcionamiento el programa Conectar Igualdad: abarca las redes eléctricas, de datos e inalámbrica, cruciales para establecer una comunicación entre las netbooks y los servidores escolares que están alojados en la nube. El soporte y la asistencia que se brinda a los componentes del piso logra que estén cuidados y funcionando correctamente, permitiendo así que docentes y estudiantes puedan almacenar y compartir videos, música, textos, aplicaciones y producciones para utilizarlas en clases.

“Los estudiantes cambian porque habitan otros campos culturales que los de antes no lo hacíamos, y la escuela tiene que observar y actuar sobre los nuevos hobbies, motivaciones, intereses, y todo esto lleva a una adaptación metodológica en la enseñanza” reflexiona Pacheco. Comparte también que las entregas de notebooks y la incorporación de las competencias digitales tiene un fuerte impacto en la motivación, “al instante se los ve más predispuestos y con ganas de usar la herramienta nueva. Y cualquier docente sabe lo invaluable que es cuando un estudiante está interesado, más si ese interés es proactivo y contagioso, al instante cambia toda la dinámica del aula”.

Comparte esta noticia en:

Comentários no Facebook