PIRES PODRÍA IR PRESO POR CONCEDER UNA OBRA PÚBLICA A OTRO FUNCIONARIO

Comparte esta noticia en:

Se trata de Fernando Toledo, quien ya estuvo involucrado en hechos de esta índole hace algunos años al ser acusado de desvío de fondos

En diálogo con LT4 el periodista Enrique Ortiz del portal Alem News contó que el fin de semana fue testigo de una situación que compromete a Luis Pires, director de la Unidad Ejecutora Provincial, en la concesión a otro funcionario público de una obra pública. Se trata de Fernando Toledo, actual director del Mercado Central.

Respecto a la situación Ortiz manifestó “fue una cosa insólita, a nosotros nos invitaron a la cobertura de la presentación de una obra, un playón en el Juan Pablo II, fuimos a cubrir el evento, pero cuando vi bajar a Fernando Toledo, y me dijeron que él era ‘el constructor’ pensé que era una joda”.

“Al no ser conocido públicamente en Alem, fue presentado delante de los vecinos como constructor de obras públicas sin miedo al escrache” expresó Ortiz y agregó ante esta situación “me dirigí a Pires para decirle que Toledo no puede ser constructor, ya que es el director del Mercado Central y es totalmente anti-ético, en ese momento sus colaboradores me dijeron que Toledo solamente estaba poniendo la cara” indicó el periodista Ortiz.

Pero la situación no todo terminó ahí, en la presentación de la obra, cuando presentan a Toledo, dice Pires: “vean a la cara al constructor”, ya que este sería el responsable de darles la alegría de contar con el nuevo espacio planificado para el mes de marzo. Obviamente, salí disparado de ahí por tal injusticia declaró el periodista.

Por otra parte recordó que el Régimen Jurídico de la Función Pública Provincial Ley I – Nº 37 (antes Decreto Ley 1556/82), en su artículo 40, prohíbe a cualquier funcionario público dirigir, administrar, asesorar, patrocinar, representar o prestar servicios, remunerados o no, a personas de existencia visible o jurídica, que gestionen o exploten concesiones o privilegios de la Administración en el orden nacional, provincial o municipal, o que fueren proveedores o contratistas de las mismas; así como recibir directa o indirectamente beneficios originados en contratos, concesiones o franquicias que celebre u otorgue la Administración en el orden nacional, provincial o municipal. En pocas palabras, ningún funcionario puede beneficiarse con ningún negocio del Estado.

Además, Enrique Ortiz también remarcó que no hay ninguna información de cómo son las licitaciones y que tampoco se sabe cómo es que Toledo fue adjudicado con la obra, siendo funcionario del mercado central donde se estima un sueldo como director de unos 50 mil pesos mensuales.

Anteriormente, Toledo había estado involucrado en una polémica similar cuando fue acusado por empleados de un frigorífico de haber desviado un subsidio de 500mil pesos para esa industria. Los empleados hablaron de una “desaparición” del dinero en supuestos arreglos de camiones que nunca funcionaron, pero la investigación de la causa quedó en la nada.

Fuente: Agencia Hoy

Comparte esta noticia en:

Comentários no Facebook