HERRERA AHUAD: “A PARTIR DE LA PARIDAD DE GÉNERO VAN A SURGIR MAYORES CONQUISTAS POR PARTE DE LAS MUJERES”

Comparte esta noticia en:

Lee tres o cuatro libros en forma simultánea. Casi todos tienen en común la salud, la educación y el estudio del cerebro humano, que funciona bien a partir de las otras dos. “Leo cuando puedo. Me abstraigo”, explica.

“Si no crecemos acá, estamos fritos”, dice señalando la cabeza, pero como metáfora del ideario que alimenta a la Renovación, con la salud y la educación como prioridades del “misionerismo”.

Para el vicegobernador Oscar Herrera Ahuad, los primeros años de los misioneros son prioritarios no pensando únicamente en el ahora, sino en el futuro. “Solo con creatividad podemos salir del fondo y para que se desarrolle la creatividad, los chicos deben estar bien cuidados y bien educados, pero no en el sentido único de la escuela como institución, sino con un concepto que venimos desarrollando en Misiones que viene de la mano del aula invertida, la Escuela de Robótica. La educación es también crear por fuera del maestro, que nunca va a desaparecer”, argumenta en una visita a Economis.

“La escuela de Robótica, el Parque del Conocimiento, el Observatorio astronómico que tendrá en Misiones el telescopio más importante de la región, no son casualidades. Forman parte de un todo: Es pensar ¿Por qué no podemos nosotros tener el observatorio más grande de Latinoamérica? Es decirle a la sociedad misionera que va a tener la posibilidad de mirar el universo desde acá. Hoy, dentro de cinco años y dentro de quince, ¿por qué no pensar en un investigador misionero que estudie el espacio? Lo mismo que el Ballet del Centro del Conocimiento. Cuando se abrió, todos decían que era una obra faraónica. Hoy no hay lugar para atender la demanda y tenemos a chicos bailando en el Teatro Colón. El robot Da Vinci lo tenemos acá y está cerca de cumplir las 500 operaciones. Y lo tenemos acá hace ocho años. Son líneas trazadas que se fueron cumpliendo”, explica. “Son ideas que maduraron en el tiempo”, insiste.

Herrera Ahuad asegura que la Renovación tiene como obsesión el desarrollo interno de la provincia y que por eso, en momentos de crisis se ratificó la inversión social, que se lleva más del 60 por ciento del presupuesto, con la educación como prioridad, a diferencia del presupuesto nacional, en el que lo único que aumenta es la partida destinada al pago de los intereses de la deuda externa.

Haber desendeudado a la Provincia en los últimos quince años, con una herencia de deuda que era dos veces y medio el presupuesto, sirvió para ganar autonomía y poder decidir lo mejor para los misioneros. Esa autonomía sirve hoy para generar políticas de desarrollo, como la agricultura, el Fondo de Crédito, que presta a tasas que no existen, el Ahora Misiones que fomenta el ahorro familiar y el consumo local, el Boleto Estudiantil Gratuito, que lo pagamos entre todos. Son cosas que no hay en otros lados y que si no tuviéramos esa autonomía, en este momento de crisis, se haría imposible. Y no es demagogia. El BGE lo pusimos en práctica después de haber ganado las elecciones y todo eso, lo hacemos siendo una de las provincias más perjudicadas por el reparto de coparticipación”.

¿Cómo sostener esas políticas en momentos en que el ajuste se impone?

Hay que tener una visión de mediano plazo, predictivas en lo social, para evitar que haya problemas que no podamos resolver. Pero siempre fortalecer las políticas para el desarrollo y el crecimiento.

Misiones sostiene el respaldo a la gobernabilidad y acompañó el Presupuesto nacional ¿Por qué?

No debemos caer en la crítica facilista de la oposición que dice que no conseguimos nada. No es cierto. Conseguimos el monotributo especial para tabacaleros y cañeros, algunas compensaciones y, especialmente, acordamos achicar la deuda con Nación. Es dinero que no tenemos que desembolsar y que podemos usar en un hospital, en un camino. Además es una relación institucional que nos distingue.

¿Cómo ve el escenario político y económico?

Es una situación compleja, pero no por ser compleja, es una situación de la que no se pueda salir. Al contrario, creo que tenemos muchas posibilidades en el trabajo conjunto, mancomunado, entre los municipios, la Provincia, la Nación, con la sociedad. Se puede generar políticas públicas que logren apaciguar el impacto de las políticas macroeconómicas de la Argentina, que recaen sobre la sociedad, las provincias, los municipios.

Recorre la provincia de punta a punta… ¿Cuál es el humor del misionero?

No hay que desentenderse de la situación general, que es compleja, pero el misionero es una persona con una enorme capacidad de emprender y de poder tener, en los momentos difíciles, las mejores oportunidades. Ferias francas, mercados concentradores, los diferentes agregados de valor de la materia prima misionera, que se están generando en la agricultura familiar, al pequeño productor de Misiones le está dando la posibilidad hoy de tener paz social. También la población pueda acceder a un producto de buen precio y sostener la cadena productiva.

 

La política en los últimos años se alimenta de la grieta ¿En Misiones cómo estamos?

No, siempre sostengo que el misionero está por encima, muy por encima en lo social y en lo político. Es un ejemplo de convivencia institucional y política. Y esto lleva tranquilidad a la sociedad, porque entre todos, oficialistas y opositores, debemos seguir trabajando en una construcción de futuro para la provincia. Depende de todos. En ese sentido es que decimos siempre que abogamos por una sociedad unida y eso hace más sencillo capear las dificultades que se pueden encontrar.

El jueves se aprobó la ley de Paridad de Género ¿Cómo puede transformar a la política misionera?

Es una ley de extrema responsabilidad, para toda la sociedad misionera, no sólo para las mujeres. Las leyes en un futuro, como estas de paridad de género, deberían convertirse en algo habitual: que la paridad no necesite una ley, sino que se genere por las propias decisiones institucionales y políticas, como lo hizo la Renovación, que antes de tener la ley, ya generó la paridad de género en su propia conducción. Es un momento trascendental, muy importante en la vida política de Misiones. Se asumen distintas responsabilidades dentro de los partidos políticos. A partir de esta ley van a surgir otras mayores conquistas por parte de las mujeres en la sociedad misionera.

Fuente: Economis

 

Comparte esta noticia en:

Comments are closed.